Comparte este link

Translate

domingo, 27 de octubre de 2013

10 SUGERENCIAS PARA DORMIR


A continuacion les detallamos las 10 sugerencias de Canapi para dormir mejor por la noche

1- Apueste por un buen ambiente para dormir
Su cama debe ser lo suficientemente ancha y larga y contar con una firmeza de colchón suficiente, de modo que no presione articulaciones, caderas, hombros y pecho. Una buena almohada en la que apoyar el cuello también mejora su sueño.
El ambiente del dormitorio debe ser fresco, preferentemente entre 14 y 18 grados. La habitación debe estar a oscuras, pues los ojos cerrados también perciben la luz. La luz pone en marcha procesos físicos que lo harán despertar.

2- Siga un horario regular
Al mantener un horario más o menos regular para la hora de  acostarse y de despertarse, se genera una rutina a la que el cuerpo se acostumbra fácilmente. Aunque se haya acostado tarde o haya dormido mal por la noche, es positivo levantarse a la hora habitual. De lo contrario, alterará el ritmo diurno y correrá el riesgo de dormir mal también la siguiente noche.

3- Relájese antes de irse a la cama
Tómese el tiempo necesario para relajarse antes de irse a dormir. Evite realizar actividades que conlleven estrés mental o físico. Haga del dormitorio una habitación en la que desconectar y dormir, y no utilice la cama para trabajar, ver la televisión u otras actividades.  Adapte la luz del dormitorio de modo que el ambiente sea agradable.

4- Exponerse a la luz del día
Al exponernos a la luz del día, disminuyen los contenidos de melatonina en la sangre. Esto nos hace sentir más despiertos y más alerta. Cuando, por la noche, acaba dicha exposición a la luz solar, aumenta la cantidad de melatonina y nos sentimos más cansados. Al exponernos a la luz solar le facilitamos al cuerpo la tarea de ajustar su reloj interno y regular nuestra necesidad de sueño.

5- ¡Si no puede conciliar el sueño, levántese!
Si no puede conciliar el sueño, levántese y haga alguna otra cosa para desconectar.
Cuando sienta el cansancio, vuelva a la cama.


6- Practique algún ejercicio de forma regular
Al practicar ejercicio de forma regular, unas tres veces a la semana, generará un cansancio físico al tiempo que el ejercicio en sí hará que su cuerpo produzca una serie de sustancias tranquilizantes. Además, el ejercicio genera de por sí un sueño más profundo y continuado que lo hará levantarse más descansado y despierto. No obstante, procure no realizar ejercicio físico demasiado cerca de la hora de acostarse, pues le costará más conciliar el sueño si el cuerpo no ha tenido tiempo de desconectar y relajarse.

7- No se vaya a la cama hambriento
El alimento es importante para nuestro bienestar y nuestro sueño. No se acueste hambriento, pero evite igualmente cenar demasiado tarde pues, una comida copiosa justo antes de irse a dormir prolongará la digestión. Si ha de hacerlo, tome una cena ligera que aplaque su hambre y apueste más bien por un buen desayuno.

8- Reduzca el consumo de bebidas con cafeína
Evite bebidas con cafeína como el café y el té, pues estimulan el centro de vigilia del cerebro.
Un alto consumo de bebidas con cafeína hará que le cueste conciliar el sueño y aumentará el riesgo de que se despierte durante la noche. Lo que le impedirá disfrutar del sueño de calidad que necesita.

9- Controle el tabaco y el alcohol
El alcohol y la nicotina tienen efectos negativos en su esquema de sueño. Los estudios realizados han demostrado que, entre otras cosas, la cantidad de sueño profundo y de sueño de ensoñaciones disminuye cuando el cuerpo presenta nicotina y alcohol en sangre.

10- Evite el consumo de somníferos
El uso de somníferos puede conducir a la adicción, por lo que no deben utilizarse durante periodos prolongados. Póngase en contacto con su médico para consultar si existen otros medios de erradicar las causas de los trastornos del sueño.



lunes, 7 de octubre de 2013

EL ESTRES Y EL TRABAJO

En realidad estamos viviendo en una época en que el estrés y el trabajo parecen ir de la mano, y las demandas de la vida nos exigen trabajar horas extras,  porque queremos tener mas y mas, o simplemente porque tenemos muchos gastos. El estrés en el trabajo parece nunca terminar, especialmente si vivimos en un país desarrollado o en  una  ciudad muy populosa donde el rito me la vida es extremadamente rápido.

Muchas veces trabajamos desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos vamos a la cama por la noche, y esto nos está matando lentamente. Para hacer reflexión en mi historia, yo trabaje por muchos años en una multinacional demasiado exigente, donde me desempeñe como director comercial por más de 15 años. Mis días eran de sol a sol, desayunaba, almorzaba y cenaba en mi oficina, y eso que muchas veces a medias, porque cuando tenía clientes, no podía comer hasta no terminar con ellos, así que algunas veces almorzaba a las 5 de la tarde y terminaba cenando a la media noche.

Todo esto me causaba mucho estrés en el trabajo ya que mis exigencias eran muchas en aquel entonces, ya que tenía que mantener un estatus social y pagar una cuota para un vehículo del año, mis tarjetas de crédito, y un departamento acogedor y de lujo. Pero pronto me di cuenta que nada de eso me servía porque no tenía el tiempo para disfrutarlo.


Yo creo que esto le sucede a muchas personas, y si tú estás leyendo esto, te diré, que tienes demasiado estrés en el trabajo y por mi experiencia te digo que no vale la pena. Para empezar, nunca vas a disfrutar de la vida, y terminaras produciendo menos. Tienes que buscar la forma de reducir el estrés en el trabajo, ya que el estrés  mata a más personas que cualquier otro mal. Y lo peor de todo es que no nos damos cuenta que nos está matando lentamente.




Yo por mi parte decidí cambiar mi vida, y hoy vivo de una forma más sencilla pero vivo feliz, sin esa presión de tener que trabajar tantas horas al día. Hoy me levanto por las mañanas y me siento con vida, con deseos de vivir el día entero… Te diré algo amigo, o amiga que lees esto… Eso no tiene precio, la paz y la tranquilidad tienen un valor incalculable, pero que no lo compra ni el oro ni la plata. Sino que lo compraras con tu cambio de actitud y tu forma de pensar.

Te invito a que lo intentes, antes que el estrés en el trabajo te vuelvas loco o termines 3 metros bajo tierra antes de tu tiempo…