Comparte este link

Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

COMO ORIENTAR BIEN LA CAMA SEGUN EL FENG SHUI

Empezaremos a definir el Feng Shui como una ciencia y una filosofia ancestral de origen chino, que significa literalmente " viento y agua " y que en sus inicios estudiaba los cambios que ocurrian en el clima, la naturaleza y los astros y en la actualidad se emplea como una técnica que cuida las orientaciones y cuyo objetivo es la creación de espacios energéticamente armonizados, con el fin de mejorar el flujo de energías en el hogar o lugar de trabajo de forma armónica, para mejorar la vida de las personas en diferentes aspectos como la vitalidad, el trabajo, la abundancia y la prosperidad.


Aplicando dicha técnica podemos realizar el análisis energético de un determinado espacio, ya sea residencial o comercial, tratando de buscar soluciones para favorecer las características positivas y eliminar las negativas.
En el Feng Shui  una casa tiene cuatro puntos clave, y uno de los puntos mas relevantes es el dormitorio por ser el principal ambiente para el descanso y la recuperación física y mental. Los conceptos de protección deben ser muy enfatizados en en momento de nuestro mayor estado de relax y sueño, por lo tanto es ahí cuando el ambiente debe ofrecernos la mayor protección, de manera que su ubicación es vital, por eso debe colocarse en el sitio más tranquilo de la casa, para que el descanso sera profundo y reparador.

El punto más importante es la orientación de la cama. Mientras dormimos todos nuestros sentidos bajan a su mínima expresión, pero nuestro instinto mantiene la vigilancia sobre las partes de la habitación donde se produce mayor movimiento, vigilando las ventanas y la puerta como acto reflejo. Lo ideal es que puertas y ventanas esten al frente o en laterales de la cama y sobre todo que no " salgan de nuestro angulo de visión ".
El cabecero de la cama es muy importante ya que simboliza el respaldo y la seguridad en la vida, por eso se debe situar sobre una buena pared que haga de apoyo y soporte y a ser posible alejada de la puerta y nunca se debe situar la cama bajo una ventana, ya que eso generaria inestabilidad, y agotamiento físico y emocional.

Tampoco es recomendable colgar objetos sobre la cama, cuadros, apliques u otros objetos y no almacenar cosas bajo ella, evitando tener objetos por el suelo, ya que el desorden va totalmente en contra de los principios del Feng Shui.  La habitación debe estar siempre bien ventilada y ni demasiado caliente, ni fria. Es muy importante que el dormitorio se utilice para dormir o hacer el amor, eliminando todos los elementos  del tipo de aparatos eléctricos y evitando cualquier objeto relacionado con el trabajo que pueda interferir con nuestro descanso.
Para los colores del dormitorio, hay que evitar los colores fríos y también los colores demasiado estimulantes, por exceso o por defecto provocan inestabilidad y y dificultan el reposo. Las paredes deben estar pintadas de tonos pasteles o neutros que ayuden a la relajación, evitando tambien los espejos y las lámparas deben siempre ser de luz tenue con pantallas suaves que emitan tranquilidad, evitando crear energias negativas Es importante que los pies no deben nunca apuntar hacia la puerta, ya que es la manera en que sacan a los muertos.


Para aquellos que busquen el amor, deberan colocar en el dormitorio flores frescas, objetos siempre por pares y utilizar los colores rojo, rosa, naranja y negro, para activar la energía de la habitación y el buen funcionamiento de las relaciones de pareja.


A continuación os mostraremos en función de las diferentes posiciones que ocupe la cama, distintos efectos de un buen o mal Feng Shui.

Si la cama está atravesada frente a la puerta se producirá un efecto "de corte" sobre el cuerpo de la persona, creando zozobra/inestabilidad en su personalidad.


Si tenemos un pasillo largo que llega directo a la puerta, el flujo de energía y de de movimiento será muy fuerte y el efecto será malo para nuestro organismo.
Si el espacio externo a la habitación trae una corriente o flujo suave, no será tan malo. Una solución sencilla a esto sería dormir con la puerta cerrada, que aunque no se logre evitar por completo la sensación de corriente, sí mejora la protección.
Otra situación mala sería con la puerta a espaldas de la cama, ya que la persona dormirá con la sensación de que alguien o algo pueda sorprenderlo por la espalda. Este efecto es muy similar al dormir bajo una ventana, a la que se suma la perturbación de la luz y su relación inquietante con el movimiento exterior.
En el caso de no poder mover la cama de debajo de la ventana, lo mejor sería dormir con ella cerrada y además cubierta por una buena cortina. Aqui tratariamos de ventilar la habitación por la puerta entreabierta.

Tampoco es conveniente dormir con la cama enfrentada a la puerta, ya que según el Feng Shui, el flujo de energía en  movimiento externo atropella y arropa a la persona de pies a cabeza; Entonces da la sensación que se está durmiendo fuera de la habitación, a la vista de todo el mundo, en una posición incómoda.
Aqui también en el caso de no poder mover la cama, la solución sería entrecerrar o cerrar la puerta. También se podria subir un poco el copete de los pies de la cama, y asi conseguir dormir como más protegidos.

Nunca la cama en el medio de la habitación, ya que esto produce un efecto de inestabilidad,  que en los más jóvenes es especialmente malo, sobre todo cuando empieza a aparecer el desorden entre la cabecera y la pared. Es mejor que la cama tenga una buen cabecero o lo que es lo mismo una  buena pared sólida, que nos de firmeza personal y buen descanso.

Por último en este esquema podemos ver un claro ejemplo de como se cumple con el concepto del Feng Shui Clásico: Montaña protectora en la parte posterior y Río de la Riqueza al frente. Aqui la Montaña seria la sólida pared y el Río, el movimiento, la puerta. Es así como se puede ubicar correctamente una cama en la habitación.

Sintetizando un poco todo lo visto, podriamos decir que la base para tener un buen Feng Shui en nuestro dormitorio se basaria en estos conceptos básicos:

- La cama es el centro que debe gobernar el dormitorio. Todo tiene que estar en torno a ella, guardando las proporciones y distancias justas. 
- No debería haber ventanas o espejos detrás de la cama. Si hay una ventana colócale cortinas bien pesadas, si hay un espejo, muévelo a otro lugar. 
- Preferiblemente es mejor que no haya nada colgando sobre la cama. Si esto fuera inevitable, procurar siempre que se trate de cosas livianas.
- El extremo de la cama que contiene la cabecera nunca debe estar orientado bajo una ventana, ya que esto nos transmitirá sensaciones de desprotección,  al igual que la puerta del baño, sitio que también transmite  mala energía. La cama no debe dar ni a un baño ni a un pasillo abierto. 
- Es conveniente que la cama tampoco esté situada de cara a una puerta, ni debe estar en línea recta con la puerta. En caso de que sea inevitable, siempre se pueden usar cortinas o biombos para marcar una separación y aislar la cama del pasillo. 
- La posición ideal para la cama es cuanto más lejos sea posible de la entrada de la casa.
- Asegúrese de poder ver a cualquiera que esté entrando al dormitorio sin necesidad de girar su cabeza más de 45 grados.

Veamos a continuación una serie de malos ejemplos de Feng Shui, tan sólo la última imagen nos muestra un buen Feng Shui. 
Esperamos haberle ayudado en este post sobre el Feng Shui en el dormitorio.Puede consultarnos de forma gratuita todas sus inquietudes a la hora de comprar una Cama en nuestra tienda online www.canapi.es . Nuestro teléfono de atención al cliente es el 963 721 522 en horario de  10h de la mañana a 14h y de 16h a 20,30h de la tarde. Búsquenos también en nuestras redes sociales https://twitter.com/descansosalud     Facebook: Canapi   ¡Le esperamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario , gracias !!!